HIV SIDA – Sexo joven: sólo el 15% de los varones se cuida con preservativos siempre

Además, muchos que dicen usar preservativo demuestran que lo emplean mal. Las mujeres son más conscientes de los riesgos, pero también tienen un registro bajo: apenas 1 de cada 3 se cuida siempre.

Sólo el 15% de los varones que participaron en una encuesta sobre anticoncepción admitió que se cuidaba siempre en las relaciones sexuales. Un porcentaje menor al de los que admitieron no cuidarse jamás (21%). Y si bien ellas se mostraron más precavidas ??tres de cada diez aseguraron protegerse muy bien en cada una de sus relaciones??, el 14% admitió que no lo hace nunca.

Estos son sólo algunos de los muchos datos que surgieron de una encuesta que se hizo en el marco de la campaña “Todos debemos saber 2005″, que hizo la Fundación Universitaria para la Adolescencia y Juventud (Funaj) este verano en las playas de Pinamar y Villa Gesell.

Entre el 6 y el 31 de enero se encuestaron a 6.458 adolescentes y jóvenes: 3.855 chicas y 2.603 varones. Podría decirse que, en general, la mayoría de los entrevistados manejaba bastante información. Es decir, conocía qué son los preservativos y las pastillas y también sabía perfectamente de qué se trata el sida. Sin embargo, no ocurrió lo mismo con otras Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) como la sífilis, la gonorrea o la hepatitis.

De todas maneras, una de las conclusiones más importantes que obtuvieron los profesionales que participaron de la encuesta es la diferencia entre conocimiento y práctica.

“Existe una brecha entre la información que los adolescentes dicen tener sobre los métodos anticonceptivos y la forma en que utilizan esa información en el momento del encuentro sexual. Hay una disociación marcada”, señaló Guillermo Mengarelli, pediatra del Hospital de Clínicas y miembro de Funaj.

“Vamos a un ejemplo: la gran mayoría de los varones dice que conoce el preservativo y que lo usa las muchas o pocas veces que se cuida. Pero al escucharlos hablar se nota que no siempre lo emplean de la manera y en el momento indicado. Así, su uso se vuelve ineficaz”, agregó.

Lo de “escucharlos hablar” es literal, porque lo que hicieron este verano los profesionales fue sentarse en ronda con los chicos para despejar sus dudas y darles todo tipo de consejos. La campaña contó con el apoyo del Ministerio de Salud de la Nación y el laboratorio Schering.

Quienes llevaron adelante la investigación y las consejerías fueron más de 20 especialistas de la Funaj, que trabajaron en conjunto con el Hospital Municipal de Pinamar. Y se capacitó a profesionales del Programa de Adolescencia del Hospital de Clínicas.

Los equipos se formaron con ginecólogos, trabajadores sociales, obstetras, psicólogos, sociólogos, pediatras y psicopedagogos. Usaron remeras verdes y un cartelito con su nombre de pila. Fue la manera que se buscó para “desacartonar” la situación de consulta, que poco tuvo que ver con la formalidad de un hospital.

Algunos de los profesionales contaron sus experiencias. Resaltaron la confianza que generaron en algunos chicos, que se dieron el gusto de preguntar lo que querían. Incluso los más tímidos se callaban frente a los demás, pero volvían después a plantear sus dudas más íntimas en soledad, como el chico lindo y líder del grupo que regresó al rato para confesar que no lograba la erección y que eso lo angustiaba mucho. “Hubo muchas de esas historias”, contó uno de los participantes del proyecto.

Teniendo en cuenta que distintos estudios ubican la edad promedio de iniciación sexual en los 15 años, llamó mucho la atención algunos resultados en la franja de menores de 14: por ejemplo, 3 de cada 10 varones no sabe nada de métodos anticonceptivos.

En esta última edición se repartieron folletos con información sobre métodos anticonceptivos y cuidados para prevenir el contagio de ETS a 40.000 chicos. En cuanto al perfil de los encuestados, el 53% tenía entre 15 y 19 años y el 34% entre 20 y 24. Otro detalle: el 99% estudiaba. Y en este sentido, habría que aclarar que la mayoría de los chicos que veranea en esa zona de la costa argentina pertenece a hogares de clase media o media alta.

Sobre los resultados, Inés Martínez ??coordinadora del Programa Nacional de Salud Sexual del Ministerio de Salud?? dijo: “Es un tema complicado, pero abordarlo es responsabilidad de toda la sociedad. Nuestro principal motivo como estrategia y política sanitaria es bajar la tasa de mortalidad materna por aborto”.

Lo que se cuestionó, justamente, es que el segmento de población analizado no parecería ser el más afectado por ese problema. “Sí, este trabajo se hizo sobre un grupo puntual y con determinadas características. La idea es llegar a las clases más vulnerables, y de hecho el Programa Nacional llega a 400 mil usuarias de todo el país”, aclaró Gustavo Girard, referente de Adolescencia del Ministerio (ver página 31).

Es el cuarto año que se hace esta campaña, que ya alcanzó a más de 200.000 adolescentes. José María Méndez Ribas, presidente de Finaj, resaltó la importancia de salir a la calle. “No es suficiente atender en el hospital. La juventud es un grupo sano, pero siempre está en riesgo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.