Embarazo y el Bebe – Fumar reduce las vías aéreas del bebe

Según una investigación, las consecuencias del hábito materno se notan dos meses antes de la fecha de parto

Otro estudio halló que el humo pasivo limita aún más las posibiidades de gestación en mujeres con infertilidad
Ya se sabía que fumar eleva el riesgo de bebes prematuros y de bajo peso nacer

Dos nuevas investigaciones agregan evidencias acerca de los negativos efectos del cigarrillo sobre la salud de los bebes y las mujeres. El primer trabajo demuestra que los hijos de las madres fumadoras nacen con sus vías respiratorias más estrechas que el resto de los niños, en tanto otro estudio señala que la exposición al humo pasivo disminuye las posibilidades de quedar embarazada, especialmente entre aquellas mujeres que tienen problemas de fertilidad.

Un equipo encabezado por la doctora Janet Stocks y la profesora Carol Dezateux, del Instituto de Salud Infantil y los hospitales Great Ormond Street y de la Universidad de Homerton, en Londres, Inglaterra, demostró por primera vez que hay una significativa asociación entre la estrechez de las vías respiratorias (que pueden ser hasta un 20% más angostas de lo normal) y una función pulmonar debilitada en aquellos bebes cuyas madres fumaron durante el embarazo.

Por otra parte, un estudio publicado esta semana en la revista Human Reproduction, órgano oficial de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología, da cuenta de que las mujeres en tratamiento para quedar embarazadas que no fumaban, pero que vivían con un fumador tenían tasas tan bajas de embarazo como las fumadoras.

El estudio de los hospitales de Londres reveló que los efectos del tabaquismo materno sobre los niños son duraderos. “Estos bebes son más vulnerables a problemas respiratorios y esas dificultades se mantienen hasta el año y medio. Tienen función pulmonar reducida y sibilancias”, dijo la doctora Stocks.

Según un informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), de los EE.UU., una proporción que oscila entre el 13 y el 22% de las mujeres fuma mientras espera un hijo, y es más habitual a menor nivel educativo de la embarazada.

La investigación reveló que la estrechez en el árbol respiratorio de los hijos de fumadoras podía constatarse al menos dos meses antes de la fecha prevista de parto porque fumar, entre otras cosas, es factor de riesgo de parto prematuro. Durante la internación de los bebes en neonatología, los especialistas les midieron la función respiratoria y constataron el angostamiento de sus vías aéreas.

Fertilidad bajo amenaza

Ya se sabía que el humo reduce la cantidad de oxígeno que llega al feto, y que esto ocurre también si el humo le llega a la mujer en forma indirecta (fumadora pasiva). “Los hijos de fumadoras tienen más grasa y menos masa muscular”, dice un informe del CDC de 2004.

En cuanto a la relación del tabaquismo con la fertilidad, ya estaba demostrado que el fumar reduce las posibilidades de quedar embarazada. Pero no se conocía que también recibir el humo en forma pasiva puede afectar la capacidad de gestación.

Según los resultados del trabajo publicado en Human Reproduction por investigadores de la Universidad Mc Master y el grupo de Ciencias de la Salud de Hamilton en Ontario, Canadá, entre 225 mujeres que realizaban tratamiento de fertilidad no había diferencia significativa entre las fumadoras y no fumadores que vivían con un fumador, pero ambos grupos de mujeres tenían menos de la mitad de la tasa de embarazo en relación con las no fumadoras no expuestas al humo del cigarrillo.

En del estudio, había 39 fumadoras que fumaban un promedio de 11 cigarrillos diarios; cuarenta mujeres vivían con fumadores, que también fumaban 11 cigarrillos diarios en promedio. Las otras 146 mujeres no eran fumadoras ni vivían con fumadores. “Hallamos que la calidad del embrión y las tasas de fertilización eran similares en los tres grupos, pero que había una diferencia significativa en las tasas de embarazo por transferencia de embrión: las no fumadoras lograron un 48%; las fumadoras, un 19%, y las fumadoras pasivas, un 20%”, dijo el principal autor, Michael Neal.

Si bien los expertos afirman que es prematuro sacar conclusiones, indican que son muchas las mujeres con fertilidad normal que quedan embarazadas aun fumando, pero que posiblemente aquellas que tienen problemas de fertilidad sean particularmente sensibles a los efectos dañinos del tabaquismo sobre la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.