Cotizadores – El paro y la subida del petróleo llevan a Nueva York a cerrar a la baja

La Bolsa de Nueva York cerró la jornada con descensos debido a la negativa combinación de unas decepcionantes cifras de creación de puestos de trabajo con un nuevo repunte de los precios del petróleo que volvió a situar al barril por encima de 55 dólares. Wall Street acaba con una racha de dos semanas consecutivas con avances globales.

El Dow Jones cerró con pérdidas del 0,88%, hasta 10.460,97 puntos, mientras que el Standard & Poor??s 500 acumuló retrocesos del 0,6%, para finalizar la semana en 1.197,02. El Nasdaq Composite se llevó la peor parte y cerró en 2.071,43 puntos, tras un retroceso del 1,26%.

Los inversores se decantaron por las ventas desde el inicio de la jornada cuando ya se conocían los datos de creación de empleo correspondientes al mes de mayo. Según el Departamento de Trabajo, la primera economía del mundo generó 78.000 nuevos puestos de trabajo, una cifra netamente inferior a la prevista por los expertos.

En principio, los analistas interpretaron que a la renta variable no le vendría mal un dato inferior a los previsto por los expertos, ya que se interpretaría como una señal de que la Reserva Federal podría rebajar el ritmo de la subida de los tipos de interés, ininterrumpido desde junio de 2004. Sin embargo, la cifra se le atragantó al mercado, ya que la diferencia con las estimaciones de los expertos se consideró demasiado grande. Además, los datos de la actividad en el sector no manufacturero tampoco pudo alcanzar las previsiones de los analistas, ya que se quedó en 58,5, su cota más baja desde mayo de 2003, cuando las estimaciones apuntaban a que sería capaz de superar la cota de 60.

Los descensos se fueron acrecentando, motivados también por el aumento de los precios del petróleo, ante los comentarios que apuntan a un crecimiento de la demanda, especialmente del gasóleo y la gasolina. El barril tipo West Texas se colocaba de nuevo por encima de 55 dólares, tras una subida superior al 2,5%.

Así, tan sólo tres valores del Dow Jones fueron capaces de cerrar en positivo, con descensos encabezados por Wal Mart, que llevaba una semana triunfal debido a las buenas cifras de ventas de mayor que habían proporcionado en general los minoristas. Fue la tónica general de la sesión: aquellos valores que destacaron durante la semana, se llevaron la peor parte en el cierre de la misma, a consecuencia del pesimismo que generaron las cifras macroeconómicas.

Este punto se vio muy claro en los valores tecnológicos, que arrastraron notables descensos. Oracle y Sun Microsystems perdieron más de un 3%. Por encima del 2% se situaron los descensos de CiscoSystems, mientras que Microsoft perdió un 1,4%.

Entre los descensos destacaron el del fabricante de ordenadores Apple Computer, que se dejó más de un 4% después de que las previsiones apunten a que sus elevados inventarios le llevaran a producir menos unidades de sus más afamados productos, el ordenador iMac y el reproductor digital de música iPod.

Continúa mientras tanto la pesadilla para los gigantes de la automoción. General Motors fue uno de los peores valores del Dow Jones, con descensos superiores al 1,5% después de que anunciara que llamará a revisión a las unidades de uno de sus modelos al haberse detectado problemas de frenos. Su rival Ford se dejó más de un 3%.

AIG, la mayor aseguradora del mundo, fue otro de los valores con problemas, con descensos en torno al punto y medio porcentual después de que la agencia Standard & Poor??s rebajara el rating de la compañía en un grado.

L-3 Communications, uno de los principales contratistas de defensa, fue una de las excepciones en una jornada negativa por lo general. La compañía avanzó más de un 4,5% tras la adquisición de su rival Titan.

Blue Coat registró un notable comportamiento en medio de este marasmo de pérdidas. Sus acciones se dispararon más de un 25% después de que el fabricante de proxys publicara, al cierre de la sesión de ayer, unos excelentes resultados trimestrales, gracias al incremento de las ventas. Además, durante la mañana se encontró con una agradable sorpresa, en forma de subida de recomendación a cargo de First Albany.

Malas noticias para Ciena, que cerraba con descensos superiores al 7%. Morgan Stanley estima que, pese a que los resultados trimestrales de la compañía reflejaron un incremento de dos dígitos en las ventas, la empresa no alcanzará un equilibrio entre pérdidas y ganancias hasta 2008. Por supuesto, el banco de inversión recordaba que hasta ese momento se cuidaría mucho de recomendar la compra de acciones de la empresa.

En cambio, Monster, el buscador de trabajo online, cerró con pérdidas en torno al medio punto porcentual y no pareció acusar las pobres cifras de creación de puestos de trabajo. Actualmente, Monster es una de las compañías que está en boca de los expertos en tono positivo. Aún acumula un retroceso del 14% en lo que va de año, pero su reacción en las últimas semanas ha sido notable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.